Liga Endesa: De Pau Gasol a Garuba, un clásico intemporal en la pugna por el título de la ACB | Deportes

26


Cuando se resuelva la final de la Liga ACB que comienza a jugarse este domingo en el WiZink Center (18.30, #Vamos), Real Madrid y Barça se habrán repartido 26 de los 30 títulos nacionales disputados en la última década. Un duopolio creciente (13 de 27 acapararon en la década anterior) en el que blancos y azulgrana solo han dejado escapar dos Supercopas y dos Ligas, la de 2017, que logró el Valencia, y la pasada Liga, que ganó el Baskonia en la fase final excepcional en La Fonteta. Esta temporada se recuperó el modelo tradicional alterado por la pandemia, pero se comprimió el playoff con todas las eliminatorias al mejor de tres partidos, incluida la pelea exprés por el título. Un duelo al que los dos grandes del baloncesto español llegan impulsados por dos protagonistas tan inesperados a comienzos de curso como incuestionables a estas alturas de la competición: Usman Garuba y Pau Gasol.MÁS INFORMACIÓNEl canterano madridista, de 19 años, se ha convertido en pieza imprescindible de Laso en una tortuosa temporada de salidas, contratiempos y lesiones. Garuba, un portento físico, ha disputado 84 de los 85 que acumula su equipo (solo se perdió el de cuartos de Copa), incluidos los 41 de Liga (5,9 puntos y 5,5 rebotes de media), y rindió al Valencia en semifinales con una actuación sobresaliente. Logró 16 puntos y 14 rebotes, con los que se convirtió en el jugador más joven en lograr un doble-doble en un partido de playoff, la mejor marca reboteadora de un jugador de su edad. “Le han llegado demasiadas responsabilidades antes de tiempo, pero soy exigente con él porque confío mucho en sus posibilidades”, explica Laso, mientras sopesa las magulladuras de los suyos. Dos temporadas le han bastado a un vigoroso Garuba para colocarse en la rampa hacia la NBA, dilema que resolverá tras el draft del 29 de julio en el que las previsiones le sitúan rondando el top-10.En 2002, cuando nació Garuba, Pau Gasol completaba su primer curso en la NBA, donde voló tras coronarse campeón con el Barça y mvp de la final en la Liga ACB de 2001 ante el Madrid. Tenía entonces 20 años, cuando aprovechó la lesión de la estrella Rony Seikaly para firmar una irrupción memorable, con 12,4 puntos, 5,8 rebotes y 16,5 de valoración en 25 minutos de media. Y, dos décadas después, tras dos años lesionado y como si se hubiera detenido el tiempo, a Pau le han bastado 14 partidos ligueros para convertirse en el mejor jugador del Barça en la pelea por el título. Líder y plusmarquista a los 40, el expediente del pívot de Sant Boi en las eliminatorias se ha abierto de nuevo hueco en la enciclopedia de la Liga. Con 18,5 de valoración en 15 minutos por partido, Pau ha sido determinante para compensar el apagón de Mirotic y tiene ya la mejor valoración media por minuto en la historia de los playoffs de la ACB.Su promedio productivo es de 1,20 puntos de valoración por cada minuto en la pista, lo que le permite superar las mejores marcas históricas, entre las que destacan Arvydas Sabonis (0,97) y Walter Berry (0,93), en la temporada 1990-91, con el Madrid y el Atlético Villalba respectivamente, y Marc Gasol (0,93), en la 2007-2008 con el Girona. “Parece un chaval. Está a un nivel altísimo y en estos playoffs está demostrando su liderazgo”, elogió Sergio Llull a Pau Gasol en la víspera. “Ha competido a altísimo nivel siempre y lo ha ganado todo. Es un jugador diferencial y ha entrado muy bien en el Barça. Está siendo desequilibrante en las cosas que puede darles”, sumó Laso en su análisis. Antes había llegado el reconocimiento de Pau a sus rivales, nada más sellar el pase a la final. “El Madrid está demostrando un espíritu y un carácter increíble esta temporada. Compiten siempre. Siempre están ahí. Va a ser una final muy dura”, señaló el tótem del Barça y la selección. “Todo lo que puedo vivir a estas alturas en una cancha de baloncesto es un regalo. Hace tiempo que vivo mi carrera como si hubiera jugado ya mi último partido o como si fuera el último el que voy a jugar. He trabajado mucho para poder estar aquí y estoy contento de mi rendimiento y mi estado físico”, completó Pau en su relato contra el tiempo, antes de un clásico intemporal por la ACB.“¿Quién es el favorito?”, le preguntaron a Laso. “Tengo mucho respeto al Barça como para pensar que somos superiores. Tienen un equipazo y han hecho una temporada magnífica. Pero, si hay que elegir entre víctima y favorito, elijo favorito. Siempre me veo favorito”, dijo el técnico madridista, que ha ganado 12 de sus 20 títulos ante el Barça. Los azulgrana no ganan la Liga desde 2014 con la célebre canasta de Lampe. Esta será la 36ª del Madrid o la 19ª del Barça.Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Fuente

Opina sobre este artículo