Los casos de coronavirus repuntan tras cinco fines de semana de caída | Sociedad

47

Varios sanitarios trasladan a una anciana a un hospital, este lunes en Valencia.Juan Carlos Cárdenas / EFENota a los lectores: EL PAÍS ofrece en abierto la información esencial del coronavirus durante la crisis. Si quieres apoyar nuestro periodismo, suscríbete aquí.Cada vez más indicios sugieren que la tendencia a la baja que la transmisión del coronavirus ha seguido en España durante cinco semanas se ha terminado. Si el viernes fue el primer día en un mes con un aumento en la incidencia, este fin de semana ha sido el primero en el que los casos han subido desde el pasado 2 de noviembre.Aunque los epidemiólogos son cautos y enemigos de establecer tendencias hasta que los datos están más consolidados, la subida de este lunes ha sido significativa: 21.309 casos nuevos desde el viernes, 3.628 positivos más que el lunes pasado y 1.330 más que el anterior, con una incidencia acumulada en los últimos 14 días de 193,6 diagnósticos por cada 100.000 habitantes, cuatro más que el viernes. Desde ese día, Sanidad ha sumado 389 fallecidos a la estadística. Además, también ha crecido ligeramente el porcentaje de camas hospitalarias ocupadas por pacientes de coronavirus, que se sitúa en el 9,61%, tras una caída ininterrumpida desde el pasado 16 de noviembre.La subida ha sido especialmente pronunciada Baleares, que ha pasado en pocos días de ser la segunda comunidad con menor incidencia a tener la mayor de toda España, con 280 casos por 100.000 habitantes. El Gobierno Balear ha endurecido las restricciones en Navidad, tras pasar Mallorca al nivel de riesgo extremo, el más alto del sistema que maneja la Consejería de Salud. El Consejo de Gobierno ha aprobado este lunes limitaciones más severas para la isla de Mallorca de cara a las dos próximas semanas: mantiene el toque de queda a las 22.00 todos los días, incluida la Nochebuena, y el máximo de personas por reunión en seis personas, también en Nochebuena, Navidad y la segunda fiesta de Navidad el día 26 de diciembre, festivo en las islas. Los bares, restaurantes y cafeterías deberán clausurar los interiores, solo darán servicio en las terrazas y tendrán que cerrar a las 18.00 horas los viernes, sábados, domingos y vísperas de festivo. Las medidas se volverán a revisar el 28 de diciembre.También hay subidas notables en Madrid, Cataluña Extremadura y Canarias. El archipiélago, que sigue teniendo la menor incidencia de España (116), también ha endurecido las medidas: mantendrá el número máximo de personas en encuentros sociales y familiares en seis personas, salvo en Tenerife, donde la cifra se rebaja a cuatro. En el resto de islas, podrán reunirse hasta 10 en personas en los festivos. Además, habrá toque de queda desde la 1.00 a las 6.00 entre los días 23 de diciembre de 2020 y el 10 de enero de 2021; y desde la 1.30 hasta las 6.00 del 31 de diciembre al 1 de enero. El resto de comunidades o suben muy levemente (caso de Castilla-La Mancha, Murcia y Navarra) o continúan bajando, cosa que sucede en todas las demás.En estas cifras probablemente no ha tenido que ver el pasado puente de la Constitución: ha pasado menos de una semana y los contagios tardan en llegar a las estadísticas alrededor de 10 días desde que se producen. En opinión de Rafael M. Ortí Lucas, presidente de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (Sempsph), esta subida tiene seguramente más que ver con la gran actividad comercial que comenzó entre finales de noviembre y principios de diciembre y en la relajación de las restricciones en algunas comunidades autónomas. Ortí Lucas da ya por hecho el cambio de tendencia y ve con pesimismo que se haya truncado la caída de los positivos a las puertas de las Navidades, lo que habría sido favorable para que el previsible repunte tras las fiestas fuera menor. “Si tenemos estos pequeños repuntes ahora, no sé qué va a pasar en Navidad”, reflexiona.Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, se ha referido a la subida de datos como “una estabilización en el descenso continuo” que se venía observando. “Probablemente se debe a la reducción de algunas medidas antes del puente de Constitución”, señaló. Simón se ha referido a la situación como “delicada” porque queda por aclarar cómo impacta en la transmisión el puente de la Constitución y la Navidad, que está a las puertas, a la que se llegará con una incidencia muy superior a la que se encaró en verano. “El riesgo de saturación del sistema por cualquier pequeño incremento es superior al que nos gustaría”, ha dicho.Es previsible que con este panorama se llegue a la vacunación —prevista para antes de Reyes— en plena subida. Simón ha reconocido que esto puede causar algunos inconvenientes, ya que si hay alta transmisión es posible que personas que se vacunen estén recién infectadas y haya una falsa sensación de que la inmunización no surte efecto.Con información de Lucía Bohórquez y Guillermo Vega.Información sobre el coronavirus- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia- Buscador de restricciones: ¿Qué puedo hacer en mi municipio?- Así evoluciona la curva del coronavirus en el mundo- Descárguese la aplicación de rastreo para España- Guía de actuación ante la enfermedad

Fuente

Opina sobre este artículo