los retos de Marc para poder compararse con Pau en Los Ángeles

57


Marc Gasol ha protagonizado la noticia deportiva de la madrugada del domingo al lunes al cerrar su fichaje por Los Ángeles Lakers. El pívot español se une a los actuales campeones para hacerles aún mejores, en un mercado en el que están renovando su juego interior. Sin embargo, este es un fichaje que trasciende más allá de lo deportivo, ya que, precisamente en los Lakers es donde su hermano Pau se convirtió en estrella.En el Staples Center será difícil olvidar a un largo pívot europeo portando el ’16’ que formó una de las mejores duplas de la franquicia más laureada de la NBA junto con Kobe Bryant. Una pareja que se combinaba a la perfección y que llevó a los angelinos a tres finales consecutivas de la NBA y dos anillos de campeón, en 2009 y 2010.De Memphis a Los ÁngelesNo obstante, la llegada de uno y otro a la franquicia no tiene nada que ver, ni por la situación del equipo, ni por la de ellos mismos, aunque fue Marc el que firmó primero por los Lakers. El mediano de los Gasol fue elegido en el draft de 2007 como la 48ª elección de segunda ronda de los californianos, pero fue inmediatamente traspasado a Memphis Grizzlies… para fichar a Pau.Así comenzó la aventura de los hermanos en Los Ángeles, en un traspaso que no le pudo salir mejor a los del Staples. En los tres años siguientes llegarían a la final de la NBA, ganando dos anillos y con Pau consagrándose como una de las grandes estrellas del equipo y de la liga, de la mano de dos históricos como Kobe Bryant y Phil Jackson, sobre todo tras su gran actuación en las segundas finales contra los Celtics. Tras siete temporadas de dorado y púrpura, Pau dejó los Lakers como agente libre rumbo a Chicago, siendo uno de los jugadores más queridos de la franquicia hasta el día de hoy, algo que será complicado de igualar para su hermano.Mientras, Marc comenzaba a echar raíces en Memphis y a labrarse su propio nombre en la NBA, una vez más bajo la sombra de su hermano, que ya se había convertido en todo un ídolo de los Grizzlies. Sin embargo, el equipo que consiguieron formar con el traspaso de los Gasol fue haciéndoles cada vez más fuertes y dándole más presencia a Marc en el panorama mundial de la mano de Conley o Randolph, con el mejor equipo de la historia de la franquicia.Historia en TorontoEl ’33’ se consolidó como uno de los mejores jugadores defensivos de su generación, siendo nombrado Mejor Defensor en 2013, estando en el Quinteto de la Temporada en 2015, y con tres All-Star entre los que destaca el de 2015 donde protagonizó el histórico salto con Pau. Ya en enero de 2019, Marc fue traspasado a un los Toronto Raptors, un equipo que saltaba entre los aspirantes al título tras la llegada del español y de Kawhi Leonard.Gasol siguió creciendo pese a superar ya los treinta años y no decepcionó en Canadá, convirtiéndose en una pieza clave del histórico anillo que ganaron los Raptors, para a penas dos meses después ganar el Mundial por segunda vez en su carrera. Tras su primera temporada completa en Toronto, llegando a las semifinales de conferencia, decide emprender una nueva aventura en los Lakers de la mano de LeBron James y Anthony Davis.¿Pau y Kobe o Marc y LeBron?Precisamente, otro inevitable punto de comparación es el de Kobe Bryant y LeBron. La relación entre la difunta estrella angelina y el mayor de los hermanos era inmejorable, tanto dentro como fuera del campo. Más allá de lo personal, el entendimiento entre Kobe y Pau fue clave para el éxito laker con Bryant como la gran estrella del equipo y Gasol como su fiel escudero.Sin embargo, pese a que es muy atractivo buscar en Marc el Pau de LeBron, su papel no apunta a ser el mismo que el de su hermano. El flamante fichaje de los Lakers no llega con el cartel que lo hizo Pau y con su presencia en el quinteto inicial en duda y con el papel de guardaespaldas de James probablemente cubierto por Davis. Eso sí, que nadie dude de la importancia de Marc en estos Lakers, donde una vez más, buscará labrar su propio nombre y escribir su propia historia “lejos” de la de su hermano. Con un dominante juego interior como el de los californianos, la llegada de un jugador como el español solo puede hacerles mejorar. Si a eso se le suman sus cualidades para el tiro de tres, complementado la presencia de Harrell para ayudar en labores defensivas, los Lakers son aún más candidatos al título que lo fueron este año.

Fuente

Opina sobre este artículo