LSE recibe luz verde para comprar gigante de datos Refinitiv por US$ 27 mil millones

27

La autorización de la Unión Europea era el último gran obstáculo para una transacción que dará origen a una potencia en la industria de los datos financieros.

La compra de Refinitiv en US$ 27 mil millones por parte de London Stock Exchange Group (LSEG) fue aprobada por los reguladores de la Unión Europea, superando el último gran obstáculo a la creación de una potencia de datos financieros.
La LSE asumió “compromisos que asegurarán que los mercados sigan siendo abiertos y competitivos y que la compra no conducirá a precios más altos o menos opciones e innovación”, dijo la Comisión Europea hoy miércoles.
Obtener la aprobación de la UE asegura un acuerdo transformador para la bolsa de Londres de 300 años de historia, con una escala global a medida que las empresas compiten por satisfacer la creciente demanda de datos y análisis en mercados financieros cada vez más informatizados. La noticia también es un impulso para una de las compañías financieras insignia de Londres, en momentos en que la era post Brexit comienza a afectar el papel del sector en el escenario mundial.
En un comunicado, LSE dijo que la transacción aún requiere una “pequeña cantidad” de aprobaciones regulatorias y que se completaría en el primer trimestre. Sus acciones subieron 1,9% a las 13:20 en Londres.
También te puede interesar: Negocio accionario de la Unión Europea huye de Londres en primer día después del Brexit
Desinversiones y garantías
LSE venderá Borsa Italiana, incluida su plataforma de negociación de bonos del Estado europeo MTS, a Euronext y a dos bancos italianos. La UE dijo que esto elimina la superposición con las actividades de Refinitiv en el comercio de bonos electrónicos.
LSE también se ha comprometido a seguir ofreciendo servicios de compensación de derivados de tipos de interés extrabursátiles a través de LCH Swapclear sobre una base de acceso abierto durante diez años. Esto lo mantendrá sujeto a las regulaciones de la UE sobre compensación transparente y no discriminatoria a pesar de la decisión de Reino Unido de salir de la UE.
La empresa se compromete a no discriminar entre Tradeweb y otros lugares de negociación y proveedores de middleware. También proporcionará acceso a los datos de la sede de la LSE, los índices de renta variable de Reino Unido de FTSE y los índices de referencia de divisas de WM / R a todos los competidores posteriores existentes y futuros.
Se comprometió a no degradar la tecnología y a mantener una barrera de información entre los clientes de LSE y algunas empresas de Refinitiv para evitar un impacto negativo en otros proveedores. Estos compromisos también tienen una duración de diez años.
Nuevo contendor
La empresa posterior a la fusión combinará la negociación de acciones, deuda y swaps y compensación de derivados de la LSE con negocios de datos e indexación que competirán con empresas que van desde MSCI  hasta Bloomberg. La empresa matriz de Bloomberg News compite con Refinitiv para proporcionar noticias, datos e información financiera.
La transacción también ayudó a impulsar la consolidación entre los mayores proveedores de datos de la industria financiera. En noviembre, S&P Global acordó comprar IHS Markit por alrededor de $ 39 mil millones. Ese mismo mes, el mayor rival europeo de LSE, Deutsche Boerse, compró una participación mayoritaria en Institutional Shareholder Services, el asesor de gobierno corporativo.
El acuerdo de Refinitiv ha sido objeto de mucho escrutinio. Los reguladores señalaron problemas potenciales con la participación de mercado de la compañía combinada en el comercio de bonos del gobierno europeo, el comercio y la compensación de derivados de tasas de interés, fuentes de datos en tiempo real y licencias de índices, citando la posibilidad de que los rivales históricos de LSE podrían verse excluidos del acceso a importantes bonos de Refinitiv.
Precedentes fallidos
La comisaria de Competencia de la UE, Margrethe Vestager, también expresó su preocupación por la forma en que algunas empresas acumulan datos.
Si el acuerdo finalmente se concreta marcaría un giro tras una serie de transacciones fallidas que involucraron a las principales bolsas de valores. En 2017, un plan para combinar LSE y Deutsche Boerse tenía como objetivo crear un campeón europeo que pudiera competir con las mayores bolsas de EEUU, pero fue vetado por los reguladores europeos por disminuir la competencia.

Fuente

Opina sobre este artículo