Macri negó haber enviado munición “letal” a Bolivia y denunció persecución

14

Este sábado el ex presidente de Argentina, Mauricio Macri, negó haber enviado munición “letal” a Bolivia para reprimir las protestas del país en noviembre del 2019 contra el gobierno de Evo Morales, y denunció una “persecución” en contra de su familia y sus colaboradores por parte del actual Ejecutivo argentino.
En una entrevista con EFE, Macri calificó de “disparate” la acusación del Gobierno boliviano de haber apoyado un golpe de Estado contra Morales, por supuestamente haber enviado gente a custodiar la embajada argentina en La Paz “con material antidisturbios, no bélico”.
En la conversación Macri indicó que el actual Gobierno argentino acepta que en Bolivia se realizó un golpe de Estado “porque pertenece al Grupo de Puebla que ve la realidad desde un lugar bastante particular”.
Además, subrayó que “los materiales de los que se están hablando son antidisturbios, no material bélico”.
El pasado jueves el Ejecutivo boliviano acusó al Gobierno de Mauricio Macri de haber enviado “munición letal” para “reprimir” las protestas sociales.

El canciller boliviano, Rogelio Mayta, difundió una carta del general Gonzalo Terceros -comandante de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) en ese entonces-, dirigida al embajador argentino en La Paz de aquella época, Normando Álvarez.
En la nota, Terceros agradece a Álvarez por la colaboración prestada a la FAB “en el marco del apoyo internacional” bilateral. 
Además detalla una serie de suministros de “material bélico de agentes químicos” que incluyen 40.000 cartuchos AT 12/70 (balas de goma), además de gases lacrimógenos y granadas de gas.
La carta coincidió con la llegada de un vuelo de la Fuerza Aérea argentina a La Paz que transportaba efectivos de fronteras para custodiar la embajada en la capital, en la que se encontraban refugiados miembros del Gobierno de Evo Morales.
Los efectivos argentinos llegaron a La Paz el 13 de noviembre de 2019, un día después de que Jeanine Áñez asumiera la Presidencia de Bolivia, luego de que Evo Morales dejara el poder el 10 de noviembre denunciando ser víctima de un golpe de Estado.

Tras la denuncia de Bolivia, el presidente argentino, Alberto Fernández, pidió disculpas al mandatario boliviano, Luis Arce, “porque un gobierno argentino haya mandado armamento para parar la protesta de un pueblo que se levantaba contra un golpe militar”.

🎙”Quiero pedirle disculpas al pueblo de Bolivia porque un gobierno argentino haya mandado armamento para parar la protesta de un pueblo que se levantaba contra un golpe militar”. El presidente @alferdez en el acto por el Día de la Independencia. pic.twitter.com/B8fkzW10GD
— Alberto Fernández Prensa (@alferdezprensa) July 9, 2021

En tanto, Mauricio Macri se defendió señalando que para la época “ya había perdido la elección”, y aseguró que “fue hecho en coordinación con el gobierno que entraba y hay mensajes de texto y WhatsApp que muestran esto”.
El expresidente argentino afirmó que tras la denuncia del Gobierno boliviano se ha conocido que la carta que el “supuesto brigadier firmó” fue con una firma falsificada. Asegurando que “nuestro embajador en Bolivia dice que esa carta nunca existió”.
Según Macri todo esto forma parte de una campaña de persecución por parte del Ejecutivo argentino. Y añadió que “muestra que están en una situación de debilidad y preocupados por el resultado electoral seguramente negativo que van a tener en noviembre”, cuando se efectúen las elecciones para nuevos miembros del Congreso.
Entre esas supuestas persecuciones denunció causas judiciales, denuncias “sin fundamento”, agencias del estado en inspecciones sobre sus actividades. Y añadió que decretaron la quiebra sobre una empresa de su familia en la que él no participa.
“A pesar de que había una oferta para pagar el 100% de la deuda, igual manipularon a la justicia, la jueza rechazó la oferta y mandaron a la quiebra a la sociedad”, sentenció el ex mandatario.

Fuente

Opina sobre este artículo