Mamá abrió el ataúd en velorio de su hija y se dio cuenta que no era ella

41

Un trágico accidente vehicular el 1 de enero terminó con tres personas fallecidas en Córdoba, Argentina, donde las familias de dos de las víctimas fatales vivieron un increíble episodio por un error de la funeraria: confundieron los cuerpos.
Eliana Benítez y Candela Bonaldi, de 20 y 21 años, eran amigas por lo que sus familias las velaron en el mismo lugar este fin de semana, aunque en horarios distintos y con restricciones por los protocolos contra el Covid-19.
“El velatorio de Eliana era de 10 a 13 y el de Candela empezaba a las 13 y finalizaba a las 15 horas. Ambas iban a cementerios distintos pero eran veladas en el mismo lugar”, contó Nadia, la hermana de Eliana a medios locales.
El horror vino cuando la madre de Candela abrió el ataúd y notó que la mujer ahí dentro tenía frenillos. Su hija nunca usó. Luego se dio cuenta que tampoco tenía su tatuaje y que no era Candela sino Eliana.
El primer velorio fue a cajón cerrado, pues desde la empresa fúnebre recomendaron este método a la familia debido a las graves lesiones que había sufrido la joven.
En el momento en que supieron de la confusión, la familia de Eliana ya estaba enterrando el ataúd en el cementerio con el cuerpo de Candela.
“La velamos a cajón cerrado. Estuve una hora llorando sobre el supuesto cajón de mi hermana”, comentó Nadia Benítez.
Ambas familias iniciarán acciones legales contra la empresa.

Fuente

Opina sobre este artículo