Mentira de trabajador de pizza sobre coronavirus llevó a un estado a cerrar

9

El restaurante Woodville Pizza Bar en el sur de Australia, fotografiado este viernes, fue declarado un foco de coronavirus.

(CNN) –– Un trabajador de una pizzería, quien tenía coronavirus y mintió sobre sus actividades laborales, provocó un cierre en todo el estado de Australia Meridional, según admitieron autoridades este viernes.
En el estado de 1,7 millones de personas no se habría decretado la medida de seis días de confinamiento si el empleado hubiera dicho la verdad al equipo de rastreo de contactos. Así lo explicó a periodistas el primer ministro de Australia Meridional, Steven Marshall, en una conferencia de prensa. El mandatario anunció que el estado había decidido suspender su cierre de seis días antes, basándose en nueva información.
El comisionado de policía de Australia Meridional, Grant Stevens, dijo que los funcionarios se enteraron de que una persona que afirmó haber estado en Woodville Pizza Bar, en la ciudad de Adelaide, solo brevemente para recoger una pizza de entrega era en realidad un empleado que trabajó en turnos regulares allí.
Las autoridades concluyeron previamente que la cepa de coronavirus era altamente contagiosa. Y asumieron que la persona la había contraído a pesar de tener un período muy corto de exposición.
Australia Meridional entró en confinamiento el miércoles, después de confirmar decenas de casos transmitidos localmente por primera vez desde abril. El establecimiento de pizza había sido identificado como un foco de coronavirus.
«Los rastreadores de contactos de salud de SA encontraron que uno de los contactos cercanos vinculados al Woodville Pizza Bar engañó deliberadamente al equipo de rastreo de contactos», dijo Marshall. «Ahora sabemos que mintieron».
Una información errónea sobre el trabajador de pizzas y su contagio de coronavirus
Desde la medianoche de este sábado, se derogará la orden de confinamiento del estado. Por lo que se permitirá a sus residentes hacer ejercicio al aire libre y volver a las restricciones anteriores.
El primer ministro y el comisionado de policía defendieron la decisión de entrar en confinamiento. Justamente, dijeron que era la medida correcta en función de la información que tenían en ese momento. La persona que mintió no será multada ni sancionada, agregó Stevens.
Marshall agregó que las autoridades ahora están trabajando para identificar y ubicar a otro grupo de socios del empleado.
El estado había cerrado escuelas, bares, cafeterías y suspendido los deportes al aire libre. Solo permanecieron abiertos los servicios esenciales, como supermercados, instalaciones médicas y transporte público.
«Esto ha tenido un impacto masivo en nuestra comunidad», dijo Stevens. «Las vidas de las personas han cambiado como resultado de información que nos llevó a un curso de acción que ahora no estaba justificado dadas las circunstancias. Ahora estamos tomando medidas para enmendar eso».

Fuente

Opina sobre este artículo