Mercado se abre a que el Central suba cálculo de inflación y crecimiento 2021 en el próximo IPoM

8

Analistas asumen que la autoridad se hará eco del positivo efecto de la vacuna y el repunte externo.Precios y bajas tasas serán los otros temas clave.

A poco más de una semana para que el Banco Central dé a conocer su Informe de Política Monetaria (IPoM) surge la interrogante de si es que el entusiasmo que ha inyectado el rápido avance del proceso de vacunación en el país a las expectativas económicas de recuperación para este año, se plasmará en las cifras.
“Los datos de actividad han sorprendido al alza desde que se publicó el IPoM (diciembre), donde recién conocíamos el Índice Mensual de Actividad Económica (Imacec) de octubre”, señala el economista jefe de BTG Pactual Chile, Pablo Cruz, por lo que considera “probable” una modificación que eleve la proyección de expansión del Producto Interno Bruto (PIB) que publicó en el IPoM de diciembre para 2021, que contempló un rango que va desde 5,5% a 6,5%.

En la misma dirección apunta la economista de Euroamérica, Martina Ogaz, ya que “los sesgos son bastantes positivos para este año ante la base de comparación y la serie de estímulos económicos a nivel global”.
Mientras en 2020 la economía cayó 5,8% -su peor registro desde la crisis de los años ‘80- el economista de Banco Santander, Fabián Sepúlveda, considera que ahora el Central ajustaría su estimación a un rango entre 6% y 7%.
De acuerdo con Cruz los argumentos que hay detrás de este movimiento obedecen a que “el escenario externo se ve más favorable, con expectativas de crecimiento global mayores de las que había tres meses atrás y a un precio del cobre que oscila en torno a los US$ 4 la libra”.
Lo que a juicio de Sepúlveda hará que también modifique ambas variables, elevando la proyección que hizo en diciembre. (ver infografía)
Para el economista senior de LyD, Tomás flores, los énfasis del mensaje que traerá el próximo IPoM serán una corrección al alza de la balanza comercial y de la tasa de interés mundial junto a una actualización del efecto sobre el PIB del cese de las restricciones al movimiento a partir del segundo semestre.
Inflación y TPM
Otra variable en la que esperan anuncios es sobre la inflación. De hecho, para el gerente de Macroeconomía de Inversiones Security, César Guzmán, aquí debería venir “el principal cambio” con un incremento de 0,6 puntos para las expectativas de los precios a 3,2% para este año. Ello, “debido al aumento de precios volátiles como alimentos y energía, así como por una recuperación más rápida de lo previsto de la actividad”. Eso sí , aclara que a largo plazo “las proyecciones seguirán en torno a 3%, ratificando que el aumento de la inflación sería transitorio”.
Similar es la postura del economista jefe de Zurich, Ricardo Consiglio, quien advierte que junto con esta corrección “podría dar la señal que el inicio del proceso de normalización de la política monetaria comenzaría en el primer trimestre de 2022, sujeto a que las condiciones económicas se mantengan favorables”.
Por el contrario, Sepúlveda contempla que el mensaje enfatice que no se moverá la Tasa de Política Monetaria (TPM) al menos hasta la segunda mitad de 2022 “en contraste con las expectativas implícitas en las tasas swap”.
Apelando a la cautela, Cruz agrega que aún cuando las expectativas de expansión del Producto Interno Bruto (PIB) son auspiciosas, la “delicada” situación del mercado laboral en la recuperación aún deja una brecha que se combina con el deterioro en los balances de las empresas y los hogares, por la caída en los ingresos. Ante esto, la señal que espera del Central es que “el estímulo monetario seguirá siendo altamente expansivo por un período prolongado”.

Fuente

Opina sobre este artículo