Nuevo “gallito” político en EE.UU: Trump desafía a demócratas y se niega a declarar en el segundo “impeachment”

16

Un nuevo “gallito” político en Estados Unidos tiene como protagonista al polémico Donald Trump. Los demócratas de la Cámara de Representantes de Estados Unidos que procesarán al expresidente en su juicio de destitución le pidieron que testifique en persona la próxima semana.
Sin embargo, fiel a su estilo, el exmandatario desafió a sus contendores políticos, notificando que no tiene pensado en comparecer. “El presidente no testificará en un proceso inconstitucional”, dijo a la agencia AFP Jason Miller, asesor principal de Trump.
La Cámara de Representantes acusó el mes pasado a Trump por un cargo de incitación a la insurrección por su encendido discurso en el que instó a sus seguidores a “luchar” contra su derrota electoral, poco antes de que asaltaran el Capitolio, se enfrentaran a la policía, haciendo que los legisladores tuvieran que huir para protegerse y  demorando así la certificación de la victoria electoral de Joe Biden.
Los abogados de Trump rechazaron esta semana la acusación, sosteniendo que “ejecutó plena y fielmente sus deberes como presidente”, indicando que sus afirmaciones de que su derrota electoral fue el resultado de un fraude generalizado -que no tienen fundamento- están protegidas por la Primera Enmienda de la Constitución. Además, catalogaron el “impeachment” de Trump como una “maniobra de relaciones públicas de los demócratas”.
Pese a la advertencia a Trump, los “fiscales” del juicio político no tienen una autoridad independiente para citarlo a declarar si se niega a hacerlo.
Intercambio de declaraciones
“A la luz de su impugnación por estas alegaciones, le escribo para invitarle a prestar testimonio bajo juramento, ya sea antes o durante el juicio de destitución del Senado, en relación con su conducta el 6 de enero de 2021”, escribió el demócrata Jamie Raskin, el principal encargado del proceso en la Cámara de Representantes, en una carta a Trump y sus abogados.
Raskin pidió a Trump que preste testimonio entre el 8 y el 11 de febrero. “Si rechaza esta invitación, nos reservamos todos y cada uno de los derechos, incluido el derecho a establecer en el juicio que su negativa a testificar apoya una fuerte inferencia adversa con respecto a sus acciones (y la inacción) el 6 de enero de 2021”, escribió Raskin.
En su carta, Raskin apuntó que los expresidentes Gerald Ford (1974-1977) y Bill Clinton (1993-2001) testificaron en su día en el Congreso mientras estaban en la Casa Blanca, “por lo que no hay duda de que usted puede testificar en estos procedimientos”.
Pero Bruce L. Castor Jr. y David Schoen, abogados de Trump, respondieron en una carta a Raskin que, “como ciertamente sabe, no hay tal cosa como una interferencia negativa en este procedimiento inconstitucional”.”Su carta solo confirma lo que es conocido por todos: usted no puede probar sus acusaciones contra el presidente 45 de Estados Unidos, que ahora es un ciudadano privado”, añadieron.
Trump es el primer presidente de Estados Unidos que se enfrenta a un proceso de este tipo en dos ocasiones, el cual de ser aprobado lo dejará inhabilitado de cara a las elecciones de 2024.

Fuente

Opina sobre este artículo