ONU preocupada por expulsiones forzosas de migrantes en Chile

60

La ONU mostró este martes su “preocupación” por la deportación de un grupo de 56 personas de nacionalidad venezolana en un vuelo que ordenó el pasado domingo el Gobierno como parte de un plan para desalentar la migración irregular.
Firman el documento la Oficina para América del Sur de ACNUDH, la agencia de derechos humanos de la ONU; la oficina en Chile de ACNUR, la rama de refugiados; UNICEF, el fondo para la infancia, y la Misión en Chile de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).
“Varias (personas) fueron expulsadas a pesar de que su recurso de amparo estaba aún pendiente de resolución (…) y en algunos casos no se tuvo en consideración su situación humanitaria y vínculos familiares”, alertó el comunicado.
En el documento, las instituciones llamaron al Gobierno a “cumplir los tratados internacionales de derechos humanos” y aseveraron que todas las personas sujetas a una medida de expulsión “tienen derecho a una evaluación individual de su caso y del riesgo que implicaría la expulsión para su vida, libertad o integridad”.
El comunicado instó a diferenciar ambos tipos de expulsión ya que cada una “requiere un protocolo de gestión diferenciado” y aclararon que “la combinación de perfiles puede producir un aumento en las manifestaciones de xenofobia” al “asociar a las personas expulsadas con la comisión de delitos”.
DELGADO: “FALLO DE CORTE SUPREMA ES SEÑAL EQUÍVOCA”
La Corte Suprema acogió este lunes el recurso de amparo deducido y dejó sin efecto la resolución exenta dictada por la Intendencia Regional de Valparaíso, que decretó la expulsión de ciudadano venezolano que habría ingresado ilegalmente al país.
En fallo unánime, la Segunda Sala del máximo tribunal estableció el actuar arbitrario e ilegal de la autoridad recurrida al decretar la salida forzosa del territorio nacional del amparado, tras un procedimiento contencioso administrativo insuficiente, que no le permita al ciudadano extranjero ejercer sus derechos.
El ministro del Interior, Rodrigo Delgado, dijo este martes tener “una visión distinta” al fallo del máximo tribunal sobre la sentencia de mayo pasado para expulsar a Víctor José Gregorio Urdaneta Labarca.
“Nos parece una señal equívoca. Que se cuestione que una persona que ha ingresado de manera clandestina no pueda ser expulsada, es una señal que a nosotros no nos gusta”, expresó.
“Pero tenemos que aceptarla”, siguió Delgado, “en eso no nos perdemos: se acepta, se acata”.

Fuente

Opina sobre este artículo