Oposición en el Senado se prepara para el “súper miércoles” del retiro de fondos y acusa al Gobierno de “perder la brújula”

45

El miércoles será un día clave en el Senado para los proyectos de retiro de fondos de pensiones. Ese día se votarán en la Sala de la Corporación tanto la reforma constitucional de segundo retiro presentada por diputados de oposición –y que el Gobierno llevó al TC en una estrategia de último minuto- y después el proyecto del Ejecutivo.
La moción de La Moneda, que limita montos y beneficiarios y establece que el retiro debe ser tributable, debe ser despachada mañana en general y en particular por las comisiones unidas de Trabajo y Hacienda. Sin embargo, la oposición adelantó que no dará sus votos. “Si la reforma constitucional del 10% se aprueba, el proyecto presentado por el gobierno no tiene destino ni sentido”, graficó el senador DC Jorge Pizarro, presidente de la comisión de Hacienda, como parte de la reacción del bloque opositor haciendo frente a la arremetida del Gobierno.
Al ser consultado por el destino de ambos proyectos, el parlamentario afirmó que “si el Ejecutivo logra ordenar a la derecha en el rechazo al retiro de reforma constitucional, tendríamos que conocer el proyecto presentado por el Gobierno. Vamos a tener los votos para votarlo, pero sin condiciones de ningún tipo. Si el retiro es voluntario, no se le puede poner restricciones con las que no estamos de acuerdo, tenemos mayoría y vamos a rechazar esas condiciones”.
Desde Unidad Constituyente, pacto político conformado por los partidos por la Democracia (PPD), Radical (PR), Socialista (PS), Demócrata Cristiano (DC), Progresista (PRO) y Ciudadanos, anunciaron que todos los senadores y senadoras de los partidos que son parte del pacto votarán a favor del proyecto de segundo retiro del 10% que fue aprobado por la Cámara de Diputados y Diputadas.
Además, rechazaron de forma categórica la decisión del Ejecutivo de recurrir al Tribunal Constitucional (TC) y exigieron al Gobierno “sentido común” en la toma de sus decisiones.
La estrategia del TC también fue duramente condenada por los senadores de oposición.  “Nos parece que el Gobierno con esta decisión ha perdido completamente la brújula, y esta es una maniobra desesperada para impedir que este Senado pueda tramitar el proyecto original del retiro del 10% y a cambio le dice a la ciudadanía que ellos también están dispuestos a este retiro, pero en realidad lo que hace es proteger y aumentar los fondos de las Administradoras de Fondos de Pensiones, porque establece una discriminación entre tipos de trabajadores que podrían acceder al retiro de sus recursos; intenta imponer una carga de impuesto y exige que luego lo devuelvan; es decir, con su propia plata el trabajador va a tener que pagar tres veces”, dijo la senadora DC Yasna Provoste.
Asimismo, Provoste  señaló que “lo que busca el Gobierno es persuadir a aquellos que no tienen una clara convicción en que esta es, lamentablemente, la única alternativa que tienen muchas familias de poder contar con recursos frescos”.
Por su parte, el senador PPD Guido Girardi criticó la decisión del Gobierno de acudir al TC para evitar un segundo retiro del 10% de las AFP y llamó al Ejecutivo a “tener un mínimo de racionalidad y de solidaridad y no a seguir jugando con las urgencias de las personas”.
El senador dijo que “Chile está en la UCI y requiere de apoyos excepcionalísimos y no habiendo propuestas reales del Ejecutivo para resolver los problemas del 80% de la población -algunos ni siquiera tienen para alcohol gel y mascarillas- no queda más que recurrir al 10% de las AFP”.
Afirmó que la actual administración “perdió el sentido de la gobernabilidad y toma decisiones caóticas y erradas: una reforma constitucional no es inconstitucional si cuenta con los quórums establecidos en la propia Constitución para ser reformada”.
Para Girardi el requerimiento presentado “es una pataleta del Gobierno, una maniobra desesperada para impedir el retiro del 10%. Y el proyecto que presentaron es un retiro fraudulento, una especie de préstamo con letra chica… el Senado no debe aceptar ese chantaje y aprobar la reforma tal y como la envío la Cámara”.

Fuente

Opina sobre este artículo