Osasuna resiste con diez ante el Alavés | Deportes

25


Osasuna y Alavés pusieron fin al año 2020 con un partido que acabó en empate. Un punto que sabe mucho mejor a Osasuna, que realizó un enorme esfuerzo con 10 jugadores desde el minuto 10 del encuentro, cuando el meta Rubén fue expulsado por derribar a Deyverson. Osasuna, que sigue en descenso con una racha terrible de tres puntos de los últimos 27, demostró, no obstante, que está vivo. Fue mejor que un Alavés sin ideas, que casi nunca fue capaz de aprovechar su superioridad numérica y que empató gracias a una jugada aislada y de penalti. Los de Machín no se encontraron cómodos ante el lógico repliegue de los navarros, quienes curiosamente, crearon más peligro con uno menos al interpretar muy bien el partido, defendiendo bien y saliendo de manera estupenda al contragolpe. El Alavés no tuvo imaginación ni talento y se debió conformar con el empate frente a un rival en inferioridad. El punto le sirve a los vascos para alejarse del descenso a tres puntos, mientras que Osasuna ve la salvación a dos.Así es la realidad que sufren los equipos en apuros. En un minuto, Osasuna pasó de poder adelantarse en el marcador a ver cómo su portero Rubén fue expulsado por derribar a Deyverson. Un minuto transcurrió entre un disparo al palo de Budimir y la roja al portero de Osasuna, quien salió a la desesperada en una jugada muy justa, puesto que el talón de Cruz habilitaba a Deyverson después de la dejada de cabeza de Joselu, un especialista en este lance. Osasuna, en puestos de descenso después de una mala racha de ocho partidos sin ganar (seis derrotas y dos empates), se quedaba con 10 futbolistas al minuto 10 del partido. Un hecho que obligó a los de Arrasate a un enorme esfuerzo y que no es la primera vez que les ocurre en esta temporada.Osasuna no tuvo más remedio que replegarse en inferioridad, dejando a Calleri como único jugador en punta. Sin embargo, el traje de equipo dominador no le sentó nada bien al Alavés, un equipo más hecho para el contragolpe. Osasuna se fajó bien e incluso no pasó demasiados apuros en una primera parte donde ambos equipos se repartieron las ocasiones. Incapaces Pina y Manu de generar fútbol, Edgar y Rioja eran tapados muy bien en las bandas, con lo que los de Machín apenas generaban fútbol. Por eso la única opción de peligro para el Alavés llegó a la salida de un saque de esquina. Rioja lanzó muy bien al área pequeña, donde emergió Joselu para rematar de cabeza ante la mala salida de Herrera, sustituto del expulsado Rubén. Reaccionó bien Osasuna gracias al oficio de Calleri, que se trabajó una falta al borde del área ante Leujene. Rubén lanzó de manera casi perfecta, puesto que el balón dio en el palo de la meta de Pacheco.El Alavés no supo casi nunca qué hacer llevando el mando del juego. Disfrutó de la posesión, pero se mostró incapaz de traducir en peligro el manejo de la pelota. Osasuna, muy digno, se defendió con orden e incluso contragolpeó con decisión. De hecho, la jugada que supuso el 1-0 fue estupenda. Un cambio de juego de Oier con el exterior del pie habilitó a Gallego, sustituto de Calleri, que la dejó en el área para que Roberto Torres, que cuajó un gran partido, rematara a gol. Al equipo de Machín, siempre sin ideas, lo salvó una jugada aislada. Una entrada a destiempo de Oier sobre Lucas sobre la línea del área acabó en penalti tras la intervención del VAR. El propio Lucas marcó para hacer el 1-1. Todavía David García tuvo una opción para hacer el 2-1 en el minuto 89. El defensa remató fuera un gran centro de Roberto Torres.

Fuente

Opina sobre este artículo