¿Por qué Itaú propuso un aumento de capital superior a lo que estimaba el mercado?

28

En el mercado explican que la firma deberá rentabilizar los US$ 1.150 millones que se inyectarán para cumplir sin problemas los desafíos de adecuarse a Basilea III.

Sorpresivo es la palabra que más se repite entre los agentes del mercado luego que ayer en la tarde  Banco Itaú Chile anunció un aumento de capital por US$ 1.150 millones.
Si bien los analistas que cubren a la entidad financiera esperaban el anuncio de la inyección de capital, la propuesta de la entidad controlada por Itaú Unibanco y la familia Saieh superó a las estimaciones. Por ejemplo, BICE Inversiones, Quest Capital y Credicorp Capital apuntaban a que el aumento oscilaría entre los US$ 620 millones hasta los US$ 1.000 millones.
Itaú Chile, que es dirigida por Gabriel Moura, informó que la operación tiene como objetivo incrementar los niveles de capitalización de acuerdo a los nuevos requerimientos de capital de Basilea III, además de sustentar el crecimiento de su estrategia digital.
En Banchile Inversiones recordaron la posición en términos de capital de Itaú que “ha sido un tema recurrente en el mercado, especialmente dada la ajustada posición de capital del banco a la luz de la próxima implementación de Basilea III en Chile”.
De cara a este proceso, en BICE Inversiones comentaron que “si bien el aumento de capital era esperado por el mercado, el monto propuesto por el directorio se encuentra muy por sobre nuestras estimaciones y las del mercado y representa un 73% de la actual capitalización bursátil del banco al cierre de ayer”.
Con la apertura del mercado, la acción del banco sintió el impacto y retrocede más de 2%. En lo que va del año, el papel ha caído 9,62%. Mientras que el descenso en comparación al año pasado supera el 45%.
El analista de Bci Corredor de Bolsa, Francisco Domínguez, explica que “gran parte de los análisis y estimaciones efectuadas y que se comentaban en el mercado consideraban los requerimientos de capitales mínimos para la futura adecuación de capital del banco”.
En esa línea, el analista de bancos de Quest Capital, Jorge Ríos, dijo que “el monto sobrepasa lo esperado. No obstante, si uno considera el escenario más estresado -y menos probable- este podría llegar a pasar los US$ 1.000 millones”.
Ríos menciona que con esta millonaria inyección “ayuda directamente a complementar el patrimonio tangible del banco y los dejaría tranquilos para cumplir con las necesidades de capital que exige Basilea III, incluso cubriendo los buffers adicionales como el de conservación y sistémico, entre otros. Adicionalmente, podrían usar el excedente para concretar algún proyecto que tengan en mente”.
En DVA Capital consideraron que el desafío es “lograr rentabilizar este nuevo capital, además tienen mucho espacio para poder mejorar la eficiencia controlando los gastos de apoyo y velar por la calidad de la cartera para no tener sorpresas nuevamente en temas de riesgo”.
En Banchile agregaron que, “a pesar de esta gran emisión de acciones, continuamos viendo este anuncio como positivo debido a que el banco se está adaptando de forma satisfactoria a la nueva regulación”.
Sobre los retos para este año y 2022, Domínguez menciona que uno de los desafíos “es lograr estructura cartera de colocaciones más balanceada. Adicionalmente, es importante recordar que Itaú está impulsando una estrategia con un foco más digital y continúa buscando la mejora en las eficiencias de sus operaciones”.
Los aportes
En marzo, Itaú Unibanco, que posee el 39,22% de la propiedad de Itaú Chile, manifestó su intención de al menos mantener su participación actual en la compañía. De acuerdo a las estimaciones del mercado, la firma brasileña debería invertir cerca de US$ 450 millones.
Las dudas apuntan sobre el grupo Saieh que participa a través de CorpGroup Banking, que mantiene el 27,16% de la propiedad del banco. Para no diluir su participación, debería aportar cerca de US$ 310 millones.
En Bci Corredor de Bolsa consideraron “relevante monitorear cómo quedará la estructura de control de largo plazo la compañía, particularmente cuál será la participación de la familia Saieh y si Itaú Unibanco aumentaría o no su posición relativa”.
Consultado CorpGroup Banking sobre cuál será el monto que aportarán en el aumento de capital, declinó hacer comentarios.
Las dudas sobre CorpGroup
En el mercado existe escepticismo sobre cuál será la contribución del grupo Saieh en este proceso puesto que CorpGroup Banking se encuentra en default por incumplir los pagos correspondientes a un bono de US$ 500 millones y con un crédito otorgado por Itaú Unibanco. 
Un balón de oxígeno para Saieh sería la compra de acciones que debe concretar Itaú Chile sobre los papeles que mantiene en Itaú Colombia. Esta transacción debe materializarse a más tardar el 28 de enero de 2022. El precio de compra será US$ 3,5367 por acción totalizando un desembolso de al menos de US$ 330 millones, sin contar el pago de intereses.
Otra ayuda para la sociedad sería la distribución de dividendos. El banco informó que en la junta de accionistas propondrá repartir el 30% de las utilidades de 2021.
Al cierre de marzo, Itaú Chile tuvo ganancias de $ 90.222 millones, aumentando un 232% respecto al primer trimestre de 2020.
Los buenos números se han mantenido en lo que va del año. Ayer reportó sus resultados preliminares a mayo, mes en que anotó una utilidad mensual de $ 29.690 millones, muy lejos de los $ 729 millones del año pasado. En los primeros cinco meses del año, acumula utilidades de $ 139.195 millones, un incremento de 373% en comparación a 2020.

Fuente

Opina sobre este artículo