Primer día de cuarentena en la RM: 329 detenidos y más de 600 denuncias por posibles fiestas clandestinas

59

Un total de 329 detenidos y más de 600 denuncias por posibles fiestas clandestinas fue el balance del primer día de cuarentena en la Región Metropolitana, de acuerdo a lo informado por las autoridades.
Asimismo, se recibieron cientos de denuncias por reuniones que superaban los aforos permitidos o por empresas que operaban el fin de semana sin ser esenciales y -solo hasta las 18 horas de ayer- unas 600 mil personas solicitaron permiso para adquirir insumos básicos, informaron desde la Subsecretaría de Prevención de Delito.
La Jefatura de Defensa Nacional de la RM, al mando del General de Ejército Carlos Ricotti, tiene desplegado este fin de semana más de 2.300 efectivos, entre fuerza militar y policial, en 45 puntos de control, 20 ejes estructurantes, 14 Aduanas Sanitarias, ferias libres y centros de abastecimiento y para resguardar el toque de queda y verificar que se cumplieran las medidas establecidas en la RM.
Barrio Meiggs
Además, Carabineros y la Policía de Investigaciones desplegaron un completo operativo en el barrio Meiggs para evitar la concentración de ambulantes o la apertura de locales que no fueran esenciales, así como fiscalizar permisos de desplazamiento en el entorno.
El trabajo terminó con 11 detenidos por parte de la PDI por infringir la cuarentena, mientras que en toda la Región Metropolitana, Carabineros logró detener a 218 personas por infringir el artículo 318, poniendo en peligro la salud pública.
Denuncias
El teléfono +569 3430 3541 de la Seremi de Salud, destinado a recibir denuncias de la Región Metropolitana, recibió más de 600 llamados en promedio durante el día, entre consultas y denuncias, la mayoría por ruidos molestos o por posibles fiestas clandestinas.
En tanto, la página denunciaseguroweb.spd.gov.cl de la Subsecretaría de Prevención del Delito recibió en 18 horas unas 84 denuncias por empresas funcionando sin ser esenciales, las que están siendo comprobadas por equipos de la Seremi de Salud, Dirección del Trabajo y PDI. Una de las denuncias, por ejemplo, resultó en que la empresa, que era esencial, se viera obligada a reducir a la mitad los trabajadores que había citado originalmente para realizar delivery.
 

Fuente

Opina sobre este artículo