Qué es la ‘defensa siciliana’ en ajedrez

202


Los más aficionados al ajedrez conocen las jugadas más famosas que permiten ganar al contrincante con una serie de movimientos. Además, se pueden aprender algunos movimientos típicos, con sus variantes, como son las aperturas.La defensa siciliana es una de las aperturas que se da cuando el jugador de las fichas blancas inicia con E4 y el de las negras responde con C5. El objetivo de la defensa siciliana es el control de la casilla D4, una jugada que otorga flexibilidad de posiciones, aunque presenta diferentes variantes. Es una de las aperturas más practicadas en las jugadas de ajedrez. Su idea principal se centra en revertir la ventaja de espacio del jugador de fichas blancas en el centro y el flanco de rey, con una contra en el flanco de dama, lo que permite retrasar el enroque corto, tal y como indican desde el blog especializado en ajedrez The Zugzwang Blog.Durante varias décadas, esta defensa ha sido muy popular porque ofrece oportunidades reales de ganar sin tener que conformarse con la igualdad. La siciliana conduce a un juego muy dinámico y ofrece oportunidades de victoria a ambos lados.Tras la respuesta de las negras al movimiento E4 con un movimiento C5, se abren muchas variantes dependiendo de los movimientos que se lleven a cabo. Está la variante Pelikán, la Boleslavski o la Scheveningen, entre otras.Para los jugadores que sean más inexpertos o lleven poco tiempo jugando al ajedrez, no es aconsejable realizar la defensa siciliana, ya que es demasiado compleja y presenta gran variedad de posibilidades. Las variantes de esta defensa siciliana suman un total de 79, de las cuales aparecen otras subvariantes. 

Fuente

Opina sobre este artículo