Regla fiscal y programas de gobierno

74

l gobierno ha anunciado el envío de un proyecto para perfeccionar la Ley de Responsabilidad Fiscal, en línea con las recomendaciones del Consejo Fiscal Autónomo (CFA), avanzando hacia una regla dual, que considere no sólo el déficit cíclicamente ajustado, sino también el stock de deuda. Adicionalmente, se incluiría el establecimiento de cláusulas de escape para cuando sea necesario desviarse de las metas.

El anuncio es una buena noticia, sobre todo considerando que, en la última década, en términos prácticos no ha existido una regla fiscal, o al menos no han existido consecuencias políticas para el Poder Ejecutivo por no cumplirla. De hecho, los decretos de responsabilidad fiscal han sido constantemente modificados en el último tiempo, para dar una formalidad al no cumplimiento de las metas.
En ese sentido, establecer cláusulas de escape sí puede ser un aporte, especialmente considerando la situación fiscal actual, que parece responder a presiones políticas de corto plazo más que a una necesidad efectiva de un impulso fiscal como el que se está realizando. Es difícil pensar que se pudiera definir desde el punto de vista técnico un desvío de las metas como el que tendremos este año.
Sin embargo, subsiste un problema de fondo -la voluntad política de cumplir las metas-, pues lo que se ve en la práctica es que tanto el Poder Ejecutivo como el Legislativo parecen tener los incentivos para mayores niveles de gasto. No se ha visto, en esta década de deterioro fiscal, que se levanten voces del mundo político intentando revertir el problema.
Por ello es preocupante el enfoque de gran parte de los programas de los candidatos presidenciales para recuperar el crecimiento en el mediano plazo. La mayoría cifra sus esperanzas en mayores niveles de gasto público, sin considerar que para recuperar la sostenibilidad fiscal es urgente moverse en la dirección contraria. También parece poco viable implementar una reforma tributaria que permita financiar los niveles de gasto fiscal que tenemos actualmente, como mencionan los programas; y si el ajuste viniera a través de una carga tributaria significativa, no sería posible recuperar el crecimiento.

Fuente

Opina sobre este artículo