Resultados elecciones presidenciales en Perú

48

Todavía hay que esperar los conteos de la totalidad de los votos del exterior y unas 1.300 actas impugnadas, que implican más de 300 mil votantes.

El candidato presidencial del izquierdista partido Perú Libre, Pedro Castillo, continúa a la delantera en la carrera electoral con un 50,204% versus un 49,796% de Keiko Fujimori -con una diferencia de unos 71.400 votos-, ya con un 99% de los votos, de acuerdo al último cómputo emitido por el organismo electoral peruano la mañana de este jueves.
#ONPEinforma [ACTUALIZACIÓN DE RESULTADOS] Actas contabilizadas para fórmula de presidente y vicepresidentes a las 09:19 horas del 9 de junio. pic.twitter.com/g0Txl51Bbz— ONPE (@ONPE_oficial) June 9, 2021
Aunque la diferencia se mantiene todavía hay que esperar los conteos de la totalidad de los votos del exterior y unas 1.300 actas impugnadas, que implican más de 300 mil votantes.
Mientras tanto se eleva la temperatura política luego de que este lunes en horas de la noche, Fujimori denunciara irregularidades en el proceso. La exparlamentaria acusó al sector de su rival de estar manipulando los resultados. “Hemos convocado a esta conferencia de prensa, porque como lo señalé ayer después de sufragar, han venido ocurriendo una serie de irregularidades que nos preocupan y creemos que es importante evidenciarlo y sobre todo convocar también a los ciudadanos para que nos ayuden a saber si existen otras irregularidades más como las que se han ido revelando a lo largo de estos días”, señaló la candidata de la centroderecha peruana.
Según Fujimori “ha habido una estrategia de parte de Perú Libre para distorsionar o dilatar los resultados que reflejan la voluntad popular. Me estoy refiriendo al proceso de impugnaciones de actas, donde la mayoría de estas impugnaciones, sobre todo tratan de evitar que las actas que tienen mayor votación para Fuerza Popular, estas no sean contabilizadas”, denunció.
Por el contrario, en la noche del domingo, había sido Castillo quien por momentos cuestionó los resultados y llamó a sus partidarios a “defender el voto”, aunque luego rectificó sus comentarios y pidió mantener la calma.
Estrecha diferencia
La diferencia entre ambos contendores es tan estrecha que los expertos coinciden en que la elección solo se definirá en los próximos días, porque cualquier sea el perdedor, es probable que impugne el resultado. Tras sus declaraciones, en las redes sociales surgieron temores de que la hija del expresidente Alberto Fujimori estuviera preparando una narrativa para argumentar fraude. 
Sin embargo, la candidata afirmó que a medida que en las próximas horas comiencen a ingresar los votos desde el extranjero, que todavía registran más del 50% de las actas por procesar, la ventaja de Castillo se revertirá. “Sabemos que están llegando los votos de los peruanos que residen en el exterior y confiamos que con el recuento de estas actas la votación se va a emparejar”, dijo.
Dos visiones opuestas de país
Los candidatos en disputa representan dos visiones completamente opuestas. Por un lado, Keiko Fujimori, que de ganar eludiría mientras dura su mandato una acusación de más de 30 años de cárcel por presunto lavado en sus anteriores campañas electorales, aboga por continuar con una economía abierta y promotora de la inversión privada que ha permitido a Perú crecer aceleradamente en las últimas décadas.
Al frente, Castillo apuesta por un radical reformismo que pasa por una nueva Constitución que permita la nacionalización de los recursos naturales, al entender que el crecimiento experimentado solo ha beneficiado a las clases más acomodadas y ha aumentado la desigualdad, sin cerrar las profundas brechas sociales.
El ganador asumirá su mandato el 28 de julio, día que Perú conmemorará los 200 años de su independencia, una fiesta enlutada por la crisis económica y sanitaria al registrar por la pandemia de covid-19 más de 180.000 muertos que lo convierten en el país con la tasa de mortalidad más alta del mundo por el coronavirus.



Fuente

Opina sobre este artículo