Se le acabaron las vidas a Rozas: Presidente Piñera lo remueve de dirección general de Carabineros y nombra a Ricardo Yáñez como sucesor

106

El baleo a menores por parte de Carabineros en la residencia Carlos Macera del Sename en la comuna de Talcahuano fue la gota que rebalsó el vaso para el general director de la policía uniformada, Mario Rozas.
La molestia de La Moneda se hizo evidente al punto que el Mandatario decidió suspender ayer su asistencia a la ceremonia de asunción del Alto Mando de Carabineros tras el incidente de Talcahuano. Desde Palacio monitoreaban con preocupación este nuevo flanco, poniendo foco en su interés en que el  hecho “se esclarezca la verdad en forma total y oportuna”. La gravedad de hecho fue tal, que el Presidente se habría convencido inmediatamente que Rozas no puede seguir al mando de la institución. Esta mañana se desarrollaron reuniones de emergencia en Palacio, hasta donde llegó incluso el jefe policial para reunirse con el Presidente Sebastián Piñera.
Tras horas de incertidumbre, poco antes de las 10 de la mañana, fue el propio Mandatario quien informó en forma oficial que el general Rozas le planteó su renuncia y señaló que su reemplazante será el general Ricardo Yáñez, quien se desempeña como subdirector de la institución, a quien encomendó el trabajo de “modernización” de la policía.
Mario Rozas fue nombrado por el propio Presidente como director de esa institución el 22 de diciembre de 2018, en medio de la crisis de Carabineros por el crimen de Camilo Catrillanca. Sin embargo, su gestión quedó en tela de juicio por su responsabilidad de mando durante el estallido social, donde la institución ha sido acusada de múltiples violaciones a derechos humanos. Además, su permanencia siguió siendo cuestionada por otros episodios, como el lanzamiento del menor desde el puente  Pío Nono hacia el río Mapocho el pasado 2 de octubre.
Sin embargo siempre el respaldo desde el Gobierno fue irrestricto. Incluso hoy el Mandatario tuvo palabras de elogio hacia el saliente general. “Tengo el mayor aprecio, admiración y gratitud por la labor que ha cumplido el general Rozas”, dijo esta mañana el Presidente.
Yáñez es considerado como una carta de consenso al interior de Carabineros, ante la división y malestar que existe, dada su trayectoria y su relación con los bandos que existen al interior de la institución. Eso explica que en la reciente definición del Alto Mando 2021 haya quedado de “número dos” una posición clave para asumir el mando institucional en un momento de crisis como éste.
Un problema latente es que Yáñez aparecería en la lista de los siete generales sumariados por Contraloría por su eventual responsabilidad administrativa en procedimientos ocurridos en el marco del estallido social del 18 de octubre de 2019. Sin embargo, como el sumario es secreto, hay versiones encontradas sobre este punto.
“Cuesta entender”
El caso Sename Talcahuano golpeó duro al Gobierno. “Nos duele lo que ha ocurrido. Es un hecho de máxima gravedad”, decía anoche el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, quien esta jornada se trasladará al sur. Desde Justicia, en tanto, se informaba que el ministro Hernán Larraín se ha contactado directamente con  Rozas a fin de solicitar una investigación por parte de la institución policial, y encomendó a la Directora Nacional del Sename, Rosario Martínez, junto a jefa del Departamento de Reinserción Social Juvenil del ministerio, viajar a la región a primera hora de este jueves, con el objetivo de constatar el estado de salud de los adolescentes.
Lo cierto es que en el Gobierno “costaba entender” lo sucedido en Talcahuano y así lo graficó esta mañana el canciller Andrés Allamand. “Si se han aprobado diversos protocolos y procedimientos para el accionar de Carabineros cuesta entender que se produzcan situaciones donde a simple vista se ve que no se están cumpliendo”, dijo esta mañana en Radio Infinita.
En tanto, la Defensora de la Niñez, Patricia Muñoz, anunció que ya presentaron la querella criminal por 2 homicidios frustrados y denegación de auxilio, y lanzó un diagnóstico demoledor:  “la policía está en una situación crítica”, dijo.
Tensión política
El hecho del Sename tuvo como consecuencia política la suspensión en la Cámara de Diputados de la sesión de la ley de Presupuesto y la convocatoria a una sesión especial con la presencia del ministro del Interior, bajo cuya dependencia está Carabineros; y también del ministro de Justicia, bajo cuya dependencia está el Sename.
Las señales del mundo político fueron inmediatas, exigiendo la salida del jefe de Carabineros. Pero a diferencia de ocasiones anteriores, los llamados provinieron incluso desde las filas de RN, a través de Leonidas Romero, Jorge Durán y Francisco Eguiguren. “Con esta situación, el Gral. Rozas debe dar un paso al costado”, dijo el primero.
Desde la oposición redoblaron la presión. “Ministro Rodrigo Delgado, espero que esto sea una prueba más para exigir las responsabilidades de mando al General Rozas de una vez por todas ¿Hasta cuándo la impunidad? Es muy grave lo ocurrido”, escribió en Twitter la diputada PS Maya Fernández, expresidenta de la Cámara de Diputados.
En la bancada DC, el diputado Gabriel Silber manifestó que “frente al uso de armas de fuego, por parte de Carabineros, contra menores que se supone deben estar protegidos por el estado de Chile, no cabe otra cosa que insistir en lo que hemos venido pidiendo desde hace mucho tiempo frente a los permanentes abusos y violaciones de DDHH: que el General Rozas deje su cargo, es indefendible su permanencia al mando de la institución. Necesitamos otra policía!”.
Por su parte, los senadores socialistas se plegaron a estos llamados con una advertencia a La Moneda: “Queremos manifestarle al Presidente que no basta con “monitorear la situación”. La salida del general Rozas es imprescindible, urgente y debe ser inmediata”. “Todos los sectores, hasta en Renovación Nacional, están pidiendo que salga el general Rozas por esta situación”, acotó en Radio Cooperativa el senador Carlos Montes.
En tanto, el presidente del Partido por la Democracia (PPD), Heraldo Muñoz, informó que le propuso a su partido “congelar relaciones con el gobierno hasta que no se aclare y asuman responsabilidades de lo ocurrido en Talcahuano”.
 

Fuente

Opina sobre este artículo