Se le olvidaron las violaciones a los derechos humanos: las críticas a la minuta de Allamand sobre el 18-O y el estallido social

2

La minuta enviada por el canciller Andrés Allamand a las distintas embajadas chilenas en el mundo para dictar la pauta con la versión oficial del estallido social fue recibida con críticas en el país.
En el documento de diez páginas, el actual canciller y activo promotor del rechazo en el proceso constituyente -en su anterior faceta de o senador- sentencia que “a un año del estallido, Chile ha recuperado su normalidad -aunque deberá seguir trabajando para controlar, con estricto apego a la ley, a grupos violentistas- y se apresta a enfrentar sus próximos desafíos”. Una de las primeras en reaccionar fue la abogada y profesora de Derecho Internacional de la Universidad de Concepción, Paulina Astroza, quien señaló en su Twitter que “entiendo que Ministro @allamand quiera “explicar” al mundo la versión del gobierno de lo que significó el 18O y estallido social, pero este documento me parece demasiado parcial, pone foco en violencia y “grupos terroristas”, cero mención a informes sobre violaciones a ddhh”.
En la misma línea se pronunció el presidente del PPD y excanciller Heraldo Muñoz, quien planteó que en el informe de Allamand hizo falta “una referencia a los distintos informes internacionales sobre la situación de los derechos humanos (en Chile), incluyendo aquel de la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, que critica fuertemente al Gobierno por graves violaciones a los derechos humanos y elabora 21 recomendaciones, incluyendo la reforma a Carabineros”.
“Hubiera sido interesante incluir esas referencias y algún avance de si se están cumpliendo o no las recomendaciones de Naciones Unidas”, puntualizó Muñoz.
Pero no solo eso. Según Muñoz, también hay un problema de formas. “El informe enviado por el canciller (Allamand) a las distintas embajadas es altamente inusual, tanto por la forma como por el fondo. No se acostumbra a enviar mensajes de esta naturaleza, aunque sea después del contexto político del 18 de octubre”, comentó.
La normalidad de Allamand
El documento “A un año del 18-O: el camino democrático e institucional de Chile” está estructurado en capítulos como: Una trayectoria de progreso; El convulsionado 2019; Proceso constitucional y electoral; El manejo de la pandemia y Recuperación post covid; Aportes de Chile al mundo.
En el informe, Allamand no solo se olvida de las violaciones a los derechos humanos, sino que intenta construir un contexto para explicar la crisis, descartando responsabilidades del Gobierno en el estallido. Esto, basándose en la tesis de que “los países de trayectoria exitosa no son inmunes a la protesta social. Sin ir más lejos, la “Primavera Árabe” tuvo su origen en Túnez, el país de más alto desarrollo del Norte de África”, señala.
“Conocer el contexto de la crisis, la forma en que ésta ha evolucionado y la manera en que el Gobierno ha manejado sanitaria y económicamente la pandemia del Covid-19, es un paso necesario para anticipar la dirección en que avanzará Chile”, dice.
Asimismo, el exsenador trata de asignarle un papel protagónico al Presidente Piñera en el proceso constituyente, al plantear que “el estallido evolucionó hacia una crisis política, que se encauzó a través de un acuerdo, a requerimiento del Presidente de la República, Sebastián Piñera, alcanzado por todas las fuerzas políticas -con la sola excepción del Partido Comunista- para convocar a un plebiscito y redactar una nueva Constitución”.

Fuente

Opina sobre este artículo