se originó en una reunión nocturna en casa de un futbolista el 21 de diciembre

38


Incumplir las restricciones impuestas por el Principado de Asturias y saltarse a la torera la presunta burbuja de LaLiga ha provocado una crisis sanitaria muy seria en Gijón, cuyo foco está en el Sporting. Al menos 150 casos se han relacionado con el brote que ha saltado en el conjunto rojiblanco, que ya tiene 34 contagios y más de 120 afectados como contactos estrechos, según datos del Gobierno de Asturias. Y todo por una reunión.Según informó Deportes Cope, la principal sospecha está centrada en un día concreto, el 21 de diciembre. Ese día, después del partido entre Sporting y Leganés, se produjo una reunión en casa de un futbolista de la plantilla rojiblanca, que se acabó convirtiendo en el origen del brote.En dicha fiesta nocturna no se contagiaron los 10 afectados de la plantilla, pero los que sí lo hicieron se convirtieron en propagadores de COVID-19 entre sus compañeros que trabajaron en las instalaciones de Mareo durante la semana de vacaciones. El Sporting guarda silencio, tanto oficial como extraoficialmente. La rueda de prensa del entrenador David Gallego, previa al encuentro contra el Lugo, será la primera aparición de una voz autorizada. Los medios de comunicación tampoco pueden acceder a los entrenamientos ni se han confirmado los nombres de los afectados. El Principado, en boca de su presidente Adrián Barbón, ha advertido que están investigando el caso para considerar posibles sanciones, mientras que LaLiga se mantiene en un segundo plano, pero pendiente de lo que ocurra.Salud Pública lleva días analizando y realizando el estudio epidemiológico del brote detectado en el Real Sporting de Gijón. A medida que se tenga la información, con total transparencia, se irá informando a la ciudadanía. https://t.co/Dt7zKCtUvg— Adrián Barbón 🌹 (@AdrianBarbon) January 2, 2021

Fuente

Opina sobre este artículo