SEC de EEUU investiga truco publicitario de VW para cambiar nombre a “Voltswagen”

11

El constructor de autos alemán pidió disculpas públicas por el recurso falso de marketing en marzo, que fue ampliamente criticado en redes sociales.

La Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por su sigla en inglés) abrió una investigación contra Volkswagen AG por un truco de marketing mediante el cual dijo falsamente que cambiaría su nombre en el país norteamericano a “Voltswagen”, según comentó una fuente ligada al asunto.
Y es que el medio de noticias alemán, Spiegel informó por primera vez sobre la investigación y la solicitud de la SEC para obtener información sobre el problema a principios de abril. Sin embargo, Volkswagen declinó comentar sobre el asunto con Reuters y la SEC tampoco respondió al ser consultado.
Te podría interesar: “Todo fue una mala broma: Volkswagen dice ahora que no cambiará su nombre en EEUU a “Voltswagen”.
El problema ocurrió en la víspera del “día de los inocentes” a inicios de abril que se celebra en algunos países, cuando las empresas a menudo publican declaraciones en broma. El truco buscaba llamar la atención sobre sus esfuerzos en el sector de vehículos eléctricos, dijo el fabricante de automóviles en esa época.
No obstante, el constructor de autos alemán pidió disculpas públicas por el recurso falso de marketing en marzo, que fue ampliamente criticado en redes sociales.
Lo anterior, se debe a que la declaración inicial sobre el cambio de nombre, publicada en su sitio web y acompañada de tuits, fue informada por Reuters y otros medios a nivel mundial e incluyó una descripción detallada de sus supuestos esfuerzos para cambiar la marca y crear nuevos logotipos.
Y de hecho, al menos un analista escribió una nota de investigación alabando el cambio de nombre de la marca de automóviles. Las acciones preferentes, las ordinarias y los ADR de VW subieron el día del anuncio del nombre falso.
El presidente ejecutivo de Volkswagen Group of America, Scott Keogh, dijo a Reuters en una entrevista el 1 de abril que el anuncio del nombre falso fue una “broma” y un intento de “tener algo de humor” y de “celebrar nuestro profundo enfoque en la electrificación”.
Volkswagen admitió en 2015 haber utilizado un software ilegal para manipular las pruebas de emisiones de los motores diésel en Estados Unidos, lo que provocó la mayor crisis corporativa de Alemania y le costó al fabricante de automóviles más de 32.000 millones de euros en multas, reparaciones y costos legales.

Fuente

Opina sobre este artículo