Sigue el choque entre Carabineros y Contraloría: generales sumariados por rol en estallido social insisten en la “absoluta incompetencia” de Bermúdez

11

En el último cambio de Alto Mando de Carabineros no sólo se mantuvo a la cabeza de la institución el cuestionado general director Mario Rozas, sino además se decidió dejar en funciones a 6 de los 6 generales sumariados por Contraloría por sus responsabilidades en el estallido social.
El caso está lejos de cerrarse y esta jornada El Mercurio reveló algunos detalles de los descargos de los altos oficiales en la investigación administrativa, que apuntan sobre todo a poner en cuestión la competencia del contralor Jorge Bermúdez. De hecho, en sus descargos, el general Mauricio Rodríguez señala que “con esta actividad jurisdiccional inconstitucional e ilegal, la Contraloría ha atribuido para sí el poder sancionador que, en lo específico, el Estado de Derecho ha entregado al jefe superior de Carabineros, afectando gravemente el sistema disciplinario institucional que por norma constitucional y legal se encuentra atribuida exclusivamente a esta institución”.
Mauricio Rodríguez es el general a cargo de la Dirección de Personal de Carabineros y salió indemne en la renovación del Alto Mando, al igual que Ricardo Yáñez, quien ahora será subdirector de la institución; Enrique Monrás se mantiene como Jefe Zona Santiago Oeste; Hugo Zenteno fue trasladado a Jefe de Aysén; y Jean Camus sigue como Director de Logística. Incluso,  Enrique Bassaletti fue ascendido a general inspector. Solo un general investigado por Contraloría fue pasado a retiro, Jorge Valenzuela.
De acuerdo con el abogado Jorge Martínez, queda de manifiesto “la absoluta incompetencia legal y constitucional que tiene el contralor para los efectos de juzgar disciplinariamente a generales u oficiales de Carabineros”.
“Nos parece que claramente el contralor deberá aceptar la incompetencia y si no lo hace declarar absueltos de cargos por inocencia a los generales inculpados”, añade el profesional en declaraciones a El Mercurio.
Sin embargo, la tesis de los generales de Carabineros ya ha sido replicada hace semanas por la Contraloría, entidad que abrió la investigación tras las más de 400 denuncias que han recibido contra la institución policial. De acuerdo al organismo fiscalizador, “la facultad de Contraloría General para perseguir responsabilidades administrativas en Carabineros de Chile se funda en el artículo 98 de la Constitución Política de la República”.
Cabe recordar que el caso también ha escalado a la justicia, donde los generales buscaron anular la indagatoria del contralor, pero sin éxito, porque la Tercera Sala de la Corte Suprema rechazó los recursos de protección presentados.
Vicios en el sumario
Sin embargo, los generales no se han quedado de brazos cruzados y además acusan vicios en el sumario como la citación a declarar “fuera de los parámetros legales”. “El fiscal efectuó dicha diligencia vía telefónica por intermedio de un tercero ajeno al sumario”, dice en sus descargos el general Rodríguez, añadiendo que no se le informó su calidad de inculpado lo que le habría permitido recurrir a un abogado.
Otro punto impugnado por esta parte es que se cerró la investigación sin ampliar su testimonio. De acuerdo al abogado Martínez, todo esto “hacen nulo, de derecho público, el sumario seguido contra los generales”.
Asimismo, en sus descargos, los oficiales argumentan que para el estallido social Carabineros se encontraba preparada “con lo que realmente razonablemente se podía estimar” y remarcan que los hechos de la época fueron “absolutamente impredecibles y no guardan ningún grado de comparación con otras contingencias masivas vividas en nuestro país”.

Fuente

Opina sobre este artículo