Sonami se muestra a favor de cotización adicional para recuperar el 10%, pero plantea que no afecte a pymes

13

Reacción del gremio se suma a la que temprano este lunes manifestó Fedetur, que planteó que no era el momento, dada la situación del sector.

Ningún sector de la economía está quedando ajeno al anuncio del gobierno de ayer, que consiste en su propio proyecto de retiro y que incluye un 1% de cotización adicional para el reintegro de fondos que será de cargo del empleador. La Federación de Empresas de Turismo (Fedetur) y la Sociedad Nacional de Minería reaccionaron ante la propuesta.
El presidente de Sonami, Diego Hernández, señaló respecto a la cotización adicional que “siempre hemos planteado nuestra postura favorable como empresarios para contribuir, pero creemos que debe ser gradual para no afectar a las pymes”.
Eso sí, destacó que “creemos prioritario avanzar en la reforma al régimen de pensiones. Este es un tema urgente en el cual las distintas fuerzas políticas deberían ponerse pronto de acuerdo, sin sacar cálculos electorales, para avanzar en una materia que beneficia a millones de chilenos”. 
Hernández también fue consultado por qué les parece el proyecto de ley que busca subir impuestos a personas de alto patrimonio, señalando que “independiente de nuestra posición crítica al avance de este proyecto de moción parlamentaria, que ha sido calificado como inconstitucional por el gobierno, creemos que, sin duda, de acuerdo a los principios de justicia tributaria deben pagar más quienes tienen más”.
A su juicio, hizo ver que “la imposición de tributos debe velar porque no se restrinja el proceso de inversión, que es precisamente la base del crecimiento futuro”.
Turismo: “No es el momento” 
El presidente de Fedetur, Ricardo Margulis, señaló en una declaración que siendo el turismo una de las industrias más golpeadas por la pandemia, “consideramos que este no es el momento de subir el costo a la contratación con este 1% adicional a cargo de las empresas para recuperar los fondos previsionales de los trabajadores que han sido retirados”.
Margulis añadió que si bien entienden la necesidad de que se generen estos recursos, “el sector turístico privado no tiene posibilidades de hacerlo”.
“Somos un sector que hoy tiene 189 mil personas desempleadas, además de las 170 mil personas que están suspendidas laboralmente, viviendo una gran incertidumbre respecto de su futuro, en un escenario donde el rubro continúa sin poder funcionar y sin ingresos. Encarecer en este momento el costo de contratación supone un freno importante a la recuperación del empleo en la actividad turística, tomando en cuenta que el 98% de las empresas del rubro son pymes”, criticó.
Por último, hizo énfasis en que la industria del turismo requiere ayudas especiales para enfrentar la crisis, por lo que “una medida de este tipo nos golpea de sobremanera”.

Fuente

Opina sobre este artículo