Sospechoso del caso Madeleine McCann acusa “campaña pública” en su contra y pide renuncia de fiscales

46

El nombre del alemán Christian Brueckner está desde hace cerca de dos años vinculado al caso de Madeleine McCann, niña británica desaparecida en mayo de 2007 en el Algarve de Portugal y quien, según el fiscal alemán que investiga el hecho, fue asesinada. Y esta semana habló por primera vez, mediante una carta manuscrita publicada por el diario alemán Bild.
En la misiva, con fecha de mayo, arremetió contra el fiscal jefe de Braunschweig, Christian Wolters, quien lo acusa de presuntamente haber secuestrado y asesinado a la pequeña de entonces tres años.

La carta del alemán Christian Brueckner. (Fuente: Bild)

“Acusar a alguien es una cosa, pero lo que se ha hecho conmigo es un escándalo increíble. El fiscal ha puesto en marcha una campaña pública contra mí llena de prejuicios sin que se haya producido un juicio”, planteó Brueckner, quien asegura ser inocente.
Según él, “la libertad de expresión no es un derecho básico para que todos puedan decir y escribir lo que quieran. La libertad de expresión no protege a todos. Protege a una minoría. No protege los puntos de vista más lógicos, convincentes o populares, sino más bien la posición de los demás”, prosiguió la carta: “Pido a los fiscales de Brunswick (Hans Christian) Wolters y (Ute) Lindemann que renuncien a sus cargos”.
El sospechoso, de alrededor de 43 años de edad, fue condenado en varias ocasiones por crímenes sexuales, incluidos abusos a menores, según la alemana Oficina Federal de la Policía Criminal (BKA). Actualmente está preso por condenas por drogas y por violación y robo a una estadounidense de 72 años, ambos delitos cometidos en Portugal en 2005.
En ese marco, Brueckner fustigó que “ambos (fiscales) están demostrando, al utilizar una condena arbitraria del pasado para hacer una campaña escandalosa contra mi inocencia, que no son aptos para un cargo como abogados del pueblo alemán, que es honesto y confiado, y ustedes traen la vergüenza al Poder Judicial”.
Además, la carta estaba acompañada de un dibujo supuestamente realizado por él, en el que representa a dos forenses comiendo en un restaurante pidiendo un “filete forense”, en alusión a que -según él- no tienen pruebas forenses que lo impliquen en el caso.

La viñeta que acompañó el manuscrito de Brueckner. (Fuente: Bild)

Madeleine McCann desapareció la noche del 3 de mayo de 2007 de la habitación en la que dormía con sus hermanos Amelie y Sean, apenas bebés, en el apartamento de Praia da Luz (Algarve, Portugal) en el que pasaba las vacaciones con sus padres.
Aunque su cadáver no ha sido encontrado, la Policía Judicial (PJ) portuguesa ha dicho tener indicios que apuntan a que el alemán Christian Brueckner, el principal sospechoso del “caso Maddie”, es el responsable de su muerte. Pese a ello, los abogados del señalado afirman que el fiscal alemán que lo acusa no ha presentado pruebas.

Fuente

Opina sobre este artículo