Trump no asiste a sesión sobre la pandemia en el G20 (pero sí al golf)

4

(CNN) — El presidente Donald Trump participó en su última cumbre del Grupo de los 20 el sábado al tuitear durante la sesión de apertura y omitió una conferencia especial centrada en la pandemia de coronavirus.

Fue un final a la medida para la carrera de Trump en el multilateralismo global, por el que ha expresado su disgusto desde su primera cumbre grupal –una reunión del G7 celebrada en un acantilado en Sicilia–, lo que provocó la sensación de que otros líderes mundiales lo estaban atacando.
Durante toda la semana no estuvo claro si Trump estaría presente en el G20 de este año, que se celebra virtualmente debido a la pandemia. Pero el viernes por la noche, la Casa Blanca publicó un calendario confirmando su participación.
Cuando comenzó el evento, Trump se encontraba entre las casi dos docenas de líderes mundiales que aparecieron por videoconferencia, radiante desde la sala de situación de la Casa Blanca.
Pero solo 13 minutos después de la hora de inicio programada para las 8 a.m. (hora de Miami), Trump estaba enviando tuits centrados en sus esfuerzos por anular los resultados de las elecciones presidenciales de EE.UU.
A las 10 a.m. (hora de Miami), el presidente se había marchado de la Casa Blanca camino a su club de golf homónimo en las afueras de Washington, DC.
Estuvo allí cuando comenzó el «evento sobre preparación para una pandemia», con comentarios del presidente francés Emmanuel Macron, la canciller alemana Angela Merkel, el presidente surcoreano Moon Jae-in y varios otros líderes mundiales. Trump no participó.
Se unirá a otra sesión del G20 el domingo por la mañana, según el calendario de la Casa Blanca. Pero esa es probablemente la última vez que Trump se reunirá en una cumbre con otros líderes mundiales a medida que se acerca el final de su presidencia.
La influencia de Trump en el escenario global está en un punto bajo después de perder las elecciones. La mayoría de los otros líderes del G20 han felicitado al presidente electo Joe Biden por su victoria, con una notable excepción en el presidente ruso Vladimir Putin.
No había muchas expectativas para el G20 de este año, a pesar de una pandemia que requerirá esfuerzos globales para contener el virus. Eso se debe en parte a la ausencia de liderazgo estadounidense, pero otros líderes mundiales también han luchado por acorralar a sus contrapartes en un esfuerzo conjunto para combatir el covid-19.
Trump nunca ha sido partidario de las reuniones cumbre, incluso cuando no se llevaron a cabo de manera virtual. Partió temprano de una reunión del G7 en Canadá y anuló su firma en su comunicado final. Antes del G7 del año pasado en Biarritz, Francia, preguntó a sus asistentes si era realmente necesario asistir.
Fue el turno de Trump de albergar al G7 este año, pero la pandemia frustró los planes de albergar a líderes en Estados Unidos. En un momento, Trump planteó la posibilidad de convocar al G7 después de las elecciones, pero los funcionarios dicen que ahora no hay planes para organizar una reunión antes de que la presidencia del G7 se transfiera al Reino Unido en enero.

Fuente

Opina sobre este artículo