Una oleada de bancos extranjeros llega a España para financiar renovables | Compañías

9


Las energías renovables son el verdadero imán español. No solo atraen a fondos e inversores de medio mundo, sino que también ha provocado que muchos bancos, sin actividad ni tradición en España, pugnan por empezar a financiar los numerosos proyectos y operaciones que se desarrollan en España. Entre esta nómina de bancos se encuentran Cantor Fiztgerald, North LB, BayernLB, Canadian Imperial Bank of Commerce (CIBC), Investec o Kommunalkredit Austria.
Los últimos inversores en desembarcar en el sector renovable español proceden de geografías muy diversas. Por ejemplo, el canadiense CDPQ adquirió recientemente una cartera de Q Energy. Aimco, de la misma nacionalidad, se hizo con Eolia y Cubico ha sido el ganador de una disputada subasta por T Solar. De la mano de estos fondos de pensiones canadienses el banco del país CIBC trata de entrar también en el lado de la financiación y al asesoramiento. En Europa el fondo francés Ardian y el italiano F2i se repartieron los activos de Renovalia.
Pero el mayor apetito por las renovables lo representan actualmente los inversores chinos. China Three Gorges, que ya trató de hacerse con EDP, compró un paquete de activos solares a X-Elio. Y ha participado en pujas como las de Fotowatio, T Solar y recientemente en la de Helia Renovables, la plataforma de Bankinter y Plenium Partners. En este proceso participan también la eléctrica de Shangái y SPIC, ambos participados por el Gobierno chino.
Este interés por entrar en el negocio renovable en España no se limita solo al equity. Las operaciones de deuda en el sector también ofrecen atractivo para bancos e inversores. Algunos ejemplos han sido las últimas refinanciaciones del sector. I Squared refinanció 570 millones de la deuda de T Solar en una operación que pilotaron Banco Santander y Deutsche Bank, con la emisión de un bono de 268 millones. Hace unos meses Eolia realizó una operación similar con Santander y Sabadell. Refinanció 1.000 millones, de cuales emitió 500 millones en bonos.
Estas operaciones han sido pilotadas por bancos españoles. Santander, por ejemplo, se ha especializado en las renovables españolas. Ha coordinado la reciente salida a Bolsa de Soltec y apunta a hacer lo propio con la filial verde de Acciona. También Citi ha jugado un papel predominante como jefe de ventas como el 50% de X-Elio a Brookfield y lleva a cabo la venta de Helia. Y Bank of America es el encargado de lanzar al mercado Gransolar por 1.000 millones.
Por detrás de estos bancos de primera línea en el mercado español, otro puñado pugna por llevarse su trozo del pastel. Entre ellos figura un grupo de bancos internacionales, desconocidos en España, pero que también han visto las posibilidades de la energía verde. Se plantean tanto como entrar en los préstamos sindicados de las grandes operaciones como prestar soluciones para realizar proyectos concretos.
Uno de ellos es el estadounidense Cantor Fitzgerald. Está especializado en energías renovables e infraestructuras. Opera en España a través de su oficina de Londres, con un equipo que pilota Carlos Candil para el área de energía y Tomás Gómez en infraestructuras. Ya opera en España en los últimos años, cuando ha trabajo en operaciones como las de Eolia, Bizkaia o Vertex y ha asesorado a Asterion Industrial Partners en su entrada en el Reino Unido.
“La financiación renovable en España ha alcanzado un punto de inflexión con el reemplazo de la tradicional financiación de proyecto por estructuras más innovadoras, llevadas a cabo por bancos internacionales. Cantor Fitzergald ha sido uno de los nuevos bancos de inversión líderes en soluciones innovadoras”, señalan desde este banco de inversión.
“Desde la creación de nuestro área de Power, Energy and Infraestructure en 2018, Cantor ve el M&A como una fuerza en el mercado español. Ha reconocido la creciente relevancia de España en transición energética en Europa y planea crecer en el mercado español durante los próximos entre 12 y 18 meses, según el crecimiento y la consolidación tomen fuerza en España”, señalan desde Cantor Fitzergald.
Del mismo modo que esta entidad estadounidense, también hay otros nuevos jugadores que ya conocen el mercado español. Este es el caso de Investec, de la familia Bonomi. Esta entidad italiana ha acompañado al private equity de esta familia, Investindustrial, en muchas de sus operaciones en España, como la reciente opa por Natra.
Son los bancos alemanes los que han reconocido más valor en las renovables españolas. Entre los que más apetito han despertado han sido el Noth LB y Bayern LB. El primero tiene su sede en Hannover y precisamente está especializado en financiar energía. El segundo está ubicado en Munich y ya ha participado en algunas operaciones en España, financiando a Solaria. Es el mismo caso que el del austriaco Kommunalkredit Austria, que ha trabajado en financiaciones de plantas de hidrógeno.

Fuente

Opina sobre este artículo