Vodafone contiene la caída de ingresos en pleno runrún de su unión con MásMóvil | Economía

16


Tiendas de Vodafone y de Yoigo (MásMóvil), en una imagen de archivo.Vodafone España registró un tercer trimestre fiscal agridulce, ya que contuvo la caída de ingresos entre octubre y diciembre de 2020, pero con pérdida de clientes. La filial aminoró su facturación por servicios un 1,1%, hasta 957 millones de euros, y perdió 45.000 clientes móviles de contrato y 22.000 de banda ancha.La operadora mejora la tendencia de reducción de los ingresos. En el segundo trimestre fiscal la caída fue del 1,8%, y en el primero, entre abril y junio, el descenso se amplió hasta el 6,9%. El grupo Vodafone explica el descenso de su último trimestre fiscal en la fuerte competencia del mercado español en precios en plena pandemia, así como por el impacto de la covid-19, que penalizó los ingresos que la empresa percibe por segmentos como el roaming, derivado de los turistas que visitan España. Este factor drenó crecimiento a los ingresos por servicios en 1,7 puntos porcentuales (en el trimestre anterior había sido de tres puntos porcentuales). Los ingresos totales ascendieron a 1.059 millones de euros, un 1,8% menos respecto al mismo periodo del año anterior.En cuanto a la pérdida de clientes, la operadora señala que se vio impactada por el alto volumen de portabilidades en el mercado y la agresividad con descuentos y promociones de captación, que se ampliaron hasta el mes de noviembre. Por contra, la marca de bajo coste Lowi registró una ganancia neta de 49.000 líneas en el trimestre y a la conclusión de diciembre, contaba con 1,1 millones de clientes en España.También la estrategia en el mercado audiovisual puesta en marcha por Antonio Coimbra antes de ceder el testigo al frente de la filial a Colman Deegan se ha mostrado acertada. La base de clientes de televisión creció en 46.000 abonados en el último trimestre fiscal apoyada por la propuesta del mayor catálogo de cine y series de calidad. Desde que en junio de 2019, Vodafone renunció a ofrecer partidos de fútbol por el alto coste de los derechos, ha pasado de los 1,287 millones de abonados en su plataforma Vodafone TV a los 1,564 millones a finales de 2020.Fusión con MásMóvilLos resultados de este trimestre fiscal se producen en un entorno de mercado en el que se multiplican las noticias sobre una posible operación corporativa de concentración con MásMóvil, que crearía la segunda compañía de telecomunicaciones en España, solo por detrás de Telefónica.Las especulaciones se desataron desde que los fondos KKR, Cinven y Providence presentaron el pasado verano una opa por MásMóvil por 3.000 millones de euros. Primero, se habló del interés de Vodafone por adquirir MásMóvil. Posteriormente, cambiaron los protagonistas de orden y era MásMóvil el interesado en comprar a la británica por 6.000 millones de euros, importe que la filial española habría considerado insuficiente. Las últimas noticias apuntan a la fusión de ambas operadoras en una sociedad conjunta de nueva creación, sobre la que se discutiría el porcentaje del capital que controlaría cada una.Tanto Vodafone como MásMóvil niegan oficialmente cualquier tipo de operación conjunta. Pero lo cierto es que a favor de esa transacción juegan varios puntos: el interés de los fondos de MásMóvil en rentabilizar lo antes posible su cuantiosa inversión; el de los bancos de inversión e intermediarios por las elevadas comisiones que percibirían; y el de los ejecutivos, sobre todo los de MásMóvil, que sumarían otro bonus multimillonario al que recibieron antes de la opa.

Fuente

Opina sobre este artículo